Habéis dedicado meses en planificar vuestro día, y en contratar a todos los proveedores que participarán en vuestra boda. Pero sois conscientes de que ese día queréis disfrutar sin tener ninguna obligación, y tampoco queréis que ninguno de vuestros invitados la tenga. 

 

Nosotras estaremos con vosotros el gran día para coordinar los tiempos, a todos los proveedores que previamente hayáis contratado, para estar pendientes de los invitados y hacer que todo fluya tal y como estaba planeado. Además estaremos pendientes de cualquier situación para la que nos podáis necesitar: colocar la cola de la novia, cambio de vestido o peinado...